Carácter y temperamento

El beagle sin duda alguna es un perro dulce, alegre, curioso y muy sociable. Además, también suele ser un perro muy inteligente, valiente y bastante independiente.

Con una personalidad calmada y sociable, el beagle es un excelente compañero para los niños y también suele llevarse bien con otras mascotas. Según diversos autores esto se debe a que el aspecto físico del beagle le permite comunicarse muy bien a través del lenguaje corporal.

Por ser una raza desarrollada para cazar en grupo, el beagle es sumamente sensible a la soledad. Por ello, no es conveniente dejarlo solo por mucho tiempo. Esta raza puede desarrollar graves problemas de conducta debido al aburrimiento y soledad. Además, generalmente los beagles puede ser muy ruidosos, por lo que pueden convertirse en una verdadera molestia para los vecinos si no tienen con qué entretenerse.

A pesar de su necesidad por compañía, el perro beagle es muy curioso y tienden a ser bastante independientes cuando encuentran algún rastro a seguir. Cualquier beagle tendrá tendencia a seguir rastros inclusive cuando está paseando, por lo que estos particulares perros suelen caminar con la nariz pegada al piso. Esto puede ser un problema para algunas personas, debido a que puede resultar un poco complicado captar la atención de un perro beagle que se encuentra concentrado en alguna pista de olor.

Una particularidad que durante mucho tiempo fue propia de la raza de perro beagle era el bajo umbral de estimulación del ladrido en general, es decir, que tradicionalmente los perros de raza beagle fueron en aquel tiempo perros muy ladradores. Sin embargo, las últimas referencias, basadas en observaciones personales, muestran que esta realidad parecería estar cambiando, evidenciándose una aparente elevación de dicho umbral. Este hecho torna al ladrido excesivo, en los perros bien manejados, un problema de conducta menos habitual que en el pasado.

Con todos sus defectos y virtudes, éste es un perro fácil de entrenar. Testimonio de ello son los cientos de perros beagle entrenados para cazar, para detectar sustancias (frutas, drogas, etcétera.) en aeropuertos y como perros de búsqueda y rescate.

No obstante, los procedimientos tradicionales de adiestramiento canino no se ajustan bien a esta raza y es recomendable entrenarlos con métodos más amigables como lo es el adiestramiento con clicker. Además, también se debe tomar muy en cuenta que los comportamientos instintivos no pueden ser eliminados mediante el adiestramiento, por lo que se le debe dar al perro beagle la posibilidad de buscar rastros y seguir olores, aunque sea como una actividad de recreación.

Tenemos como conclusión, que si una persona decide adquirir un cachorro perteneciente a la simpática y particular raza beagle será necesario que disponga de tiempo y paciencia para educarlo correctamente. De esta manera no sólo las visitas y los niños disfrutarán de su compañía, sino también los adultos que viven en la casa.

Los comentarios están cerrados.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: